Fuerzo a mi mujer a la zoofilia y le meto la polla canina

Siempre he tenido la ilusión de ver una buena zoofilia en vivo, ya he visto cientos y cientos de videos de sexo con animales a través de las paginas porno que pululan por internet, pero sabía que nada sería igual a presenciarlo en primera persona, por eso forcé a mi mujer a que hiciera zoofilia con el perro y yo mismo ayudé metiéndole la polla canina para muy adentro de su coño hinchado, la verdad es que el animal le dio una buena paliza en el toto golpeándolo una y otra vez con su verga dejando el chocho de mi esposa muy rojo e inflamado, pero finalmente la pudo enganchar como es debido.

Mi mujer y el perro follando hasta que se corren

Aunque yo tomé parte muy activa en el sexo que mi esposa mantuvo con la mascota, en realidad lo que mas me encantó fue mirar mientras mi mujer y el perro estaban follando, y a pesar de que la tonta al principio se negaba e incluso la tuve que forzar un poco a que lo hiciera, al final le gustó muchísimo y se terminó corriendo a la paz que el perro, yo sabía que le iba a  gustar, pero no solo ellos se vinieron con chorreones impresionantes, yo tambien tuve un orgasmo sublime a costa de la zoofilia que presencie en mi propia casa.

Zoofilia casera entre mi pareja y mi pastor alemán

Esto si que es una zoofilia casera de verdad y de las buenas, la suerte es que mi esposa está muy rica y mi mascota es un pastor alemán muy fuerte y robusto que para el bestialismo viene de perlas, porque este machote de pelo largo sabe como satisfacer a una mujer, y si no que se lo digan a mi mujercita que desde entonces me las veo canutas para poderla follar yo ya que ella siempre quiere que la coja el perro, se quedó tan satisfecha con la penetración que le dedicó el pastor alemán la primera vez, que ya solo quiere comerle el canuto a él y dejarse taladrar por el animal también.